Bacilio vende pan para poder juntar dinero y darle un regalo a sus nietos.

El no desea que sus nietos pasen una triste navidad, es por eso que trabaja vendiendo sus panes para juntar lo poquito que gana para pasar una noche buena.

Basilio Cárdenas de 93 años se gana la vida vendió cachitos y pan, todas las mañanas carga su pesada canasta y recorre las calles de la ciudad, vendiendo su pan.

A su edad este hombre continúa trabajando para poder llevar dinero a su hogar. Cargando una pesada canasta llena de pan lo encontramos, pues sus ganas de salir adelante no cesan y es que sus cuatro nietos lo inspiran para que salga a trabajar a pesar de que el día se vuelva pesado, y la población lo ignore.

A pocos días de celebrar la navidad siente un pequeño nudo en la garganta pues estos días son los más tristes para este ancianito, ya que no podrá comprar obsequios para sus nietos, o no tener dinero suficiente para una cena termina por quebrarlo y prefiere guardar silencio, porque los padres de sus nieto poco o nada les importa su bienestar o su futuro

Sí usted lo ve por la calles no dude en apoyar a este humilde ancianito, ejemplo de superación.

COMPARTE ESTA NOTA

Comments are closed.