Domingo de Ramos: El día que Jesús entró a Jerusalem y lo recibieron con palmas

Con el Domingo de Ramos que se celebra este 14 de abril, se da inicio oficialmente a la Semana Santa, y con ella una serie de actividades para conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret.

En Domingo de Ramos se recuerda la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén, en medio de una multitud que lo aclamó como el Mesías y lo recibió con palmas y ramos de olivo. Esto días antes de su pasión, muerte y resurrección.

La tradición por Semana Santa dice que en esta fecha se realiza una misa de Domingo de Ramos que se celebra el 14 de abril, además del rito de la procesión de las palmas, en la cual se bendicen los ramos con los que se aclama al Señor.

Semana Santa, Fieles

¿Qué significa las palmas y el ramo en Domingo de Ramos?

Como mencionamos anteriormente, su uso se remonta a la entrada triunfal de Jesucristo en Jerusalén, cuando durante su traslado, los pobladores salieron a recibirlo entre aclamaciones, agitando palmas y ramas de olivo, dos árboles de la zona.

Es así que las palmas y ramos toman protagonismo en esta fecha religiosa. Los fieles las portan en las iglesias y son bendecidas por los sacerdotes. Se acostumbra colocarlas en ventanas y balcones durante los días de Semana Santa.

Incluso deben ser conservadas por cerca de un año hasta el Miércoles de Ceniza, primer día de la Cuaresma. En ese día son usados los restos que se forman al quemar las palmas bendecidas un año antes.

Palmas Domingo de Ramos

¿Qué se hace en el Domingo de Ramos?

Se trata de uno de los días más celebrados de la Semana Santa, al significar el inicio de esta. De acuerdo con la tradición, se celebra una misa que empieza con la bendición de las palmas y ramos de olivo que llevan los asistentes.

Tras bendecir las palmas, el sacerdote dirige la procesión para luego dar inicio a la misa. Se lee el Evangelio de la Pasión de Cristo. Al finalizar, los fieles llevan las palmas benditas a sus hogares para, según la costumbre, colocarlas detrás de las puertas en forma de cruz, simbolizando una bienvenida en los hogares a Jesús.

Fuente: La República

COMPARTE ESTA NOTA

Comments are closed.