Entregan ayuda a padre humillado por culpa de su hijo

Martín Rodríguez, de 61 años, fue duramente cuestionado por ser el padre de Wilfredo Rodríguez Quispe, quién asesinó y descuartizó a una mujer en Puno.

El humilde anciano sufrió en carne propia varias humillaciones y rompió en llanto tras ser obligado a cargar un cartel donde se leía “Yo soy el padre de un asesino”.

El caso ha conmovido a varios ciudadanos de Juliaca, en Puno, quienes decidieron apoyar al hombre que vive en el centro poblado de Kunurana del distrito de Santa Rosa, provincia de Melgar.

A su vivienda llegaron varios jóvenes quienes lo sorprendieron. Se le entregó víveres, ropa y ayuda económica. El monto del dinero entregado fue de cerca de mil 138 soles.

COMPARTE ESTA NOTA

Comments are closed.